Secuencia de ‘Nosferatu’ de FW Murnau

‘Nosferatu’, la maravillosa pelcula de terror gtico que rod FW Murnau, cumple un siglo desde su estreno. Una icnica joya de la historia del cine, que atesora secuencias memorables y que marc el rumbo de muchas de las pelculas del gnero que se rodaron despus.

Extiende sus huesudos dedos a travs de un centenar de aos, alcanzando las puertas de nuevos corazones, nuevos espacios de terror y pesadillas. En una de las ms famosas imgenes de la pelcula ‘Nosferatu’ de FW Murnau, que cumple un siglo desde su estreno, la silueta del vampiro alarga su sombra hacia la puerta del dormitorio en el que le espera la herona, dispuesta a sacrificarse, a entregarle su sangre, aunque confiando tambin en poder destruirle, mientras la luz del amanecer se filtra a travs de la ventana.

El protagonista de ‘Nosferatu’ muere (si es que los vampiros lo hacen alguna vez…) mientras protagoniza un breve y fotognico baile agnico antes de desvanecerse ante nuestros ojos. Pero ‘Nosferatu’ ha trascendido a travs de las pocas, transformado y con capa, bajo la denominacin de Drcula, un nombre que Murnau tuvo que descartar porque los derechos de la novela de Bram Stoker eran demasiado caros. La viuda de Stoker quiso destruir todas las copias del filme pero, qu hacen los vampiros? Encuentran la manera eludir la muerte. Unas pocas copias sobrevivieron y dcadas despus el film ha sido restaurado y rehabilitado en varias ocasiones.

Es una obra maestra del horror. A pesar de encuadrarse dentro del Expresionismo Alemn no fue rodada con los habituales recargados decorados de este movimiento cinematogrfico ni con sonido de estudio, como ‘El Gabinete del Doctor Caligari’ (1920), otra joya de terror gtico. Su fuerza potica emana de localizaciones reales y la mayora de las secuencias fueron rodadas a plena luz del da.

Hay planos urbanos, como el del inolvidable edificio (filmado en Lbeck) en el que el vampiro encuentra su final. Tambin naturaleza, montes oscuros y bosques erizados. Hay castillos con arcos de piedra y muros que sobresalen, como los que dan forma al hogar del Conde en los Crpatos. Esos arcos otorgan un toque maestro a una serie de secuencias, en las que el protagonista, vestido para matar, emerge de oscuros tneles o de puertas gticas, como una criatura renacida de atades verticales convertidos en teros.

Max Schreck, el actor que interpret a Nosferatu, era un distinguido intrprete de teatro. Tuvo que hacer dieta para reflejar la delgadez de su personaje, se le aadieron extensiones a su brazos y dedos, dentadura de roedor, orejas de murcilago y una cabeza calva y cadavrica. Los ojos, oscuros y huecos, anticipan las imgenes de los edificios de Lbeck. El abrigo que lleva es como una mortaja cosida directamente sobre su cuerpo; en ocasiones lleva tambin una especie de capa con turbante, un toque de desolacin dentro de un gran guiol.

Murnau era gay, lo que podra explicar, o empoderar, algunas oscuras aunque cmicas insinuaciones de la overtura sexual de la pelcula. Durante la cena, el vampiro pregunta al joven abogado Hutter (el personaje de Jonathan Harker en la novela de Stoker): “podemos pasar algo ms de tiempo juntos, querido?”, justo antes de chupar el dedo del joven cuando se lo corta accidentalmente, en una escena que sugiere una felacin (cmo llamarlo si no?).

El inters amoroso oficial del vampiro es, sin embargo, Ellen, la mujer de Hutter. Vive en Wisborg. La distancia no es problema ni para el Conde ni para los poderes de la fantasa cinematogrfica. Murnau realiza un corte entre el plano de la pareja de hombres durante la cena en el castillo, a otro en el que vemos primero a Hutter y luego al Conde, que ha sentido un flechazo por la mujer del abogado tras ver un retrato suyo. Estos planos enganchan con otro de Ellen, a la que vemos ansiosa, sin palabras. No sabemos si anhela a su marido o si bien sus sentimientos son fruto del macabro hechizo ertico del vampiro.

La trama se vuelve ms densa, tambin el deseo, la oscuridad y la amenaza onrica. La historia no decae, al revs, gana fuerza para trascender el tiempo, el espacio, la lgica y otros factores de finitud que podran lastrar el vuelo de la poesa.

Un referente

‘Nosferatu’ se convirti es una especie de padre para generaciones de cineastas. No slo fue un referente para las peras vampricas que se multiplicaron en la gran pantalla primero y luego en televisin, sino que tambin lo fue para esas pelculas de terror de tradicin gtica rodadas bajo la mgica y contraintuitiva luz del da, como ‘Vampyr’ de Dreyer (1932), ‘Hour of the Wolf’ de Bergman (1968), la pelcula sueca ‘Let the Raight One in’ (2008) o todos los thrillers americanos independientes como ‘Halloween’ (1978), que muestran el terror en soleadas calles suburbanas.

Desgraciadamente, ‘Nosferatu the Vampyre’ de Werner Herzog (1979), el mayor homenaje a la pelcula de Murnau, rodada por un talentoso director y compatriota, es la heredera menos convincente de ‘Nosferatu’. Teatral, con una interpretacin irregular y exceso de dilogos, fue rodada en Delft (Pases Bajos) para cumplir con la tradicin de rodar en escenarios naturales.

Pero una mancha no destruye un linaje. El ‘Nosferatu’ de Murnau abri varias ventanas artsticas e histricas. Hay alguna otra pelcula que contenga tantos momentos de epifana? An hoy nos acelera el pulso. Adoro el momento en el que el Conde recoge a Hutter en el claro del bosque en el que un nervioso cochero le ha dejado abandonado, por miedo a seguir el camino hasta el castillo. Fue Murnau el primero en poner en escena este tipo de secuencia ya clsica en el gnero? Fue el primero en mostrar el tpico momento de la taberna, en la que todo el mundo calla y se da la vuelta cuando el recin llegado dice el nombre del oscuro lugar al que se dirige?

Creo que este es mi momento favorito de la pelcula. No estoy seguro de si Hitchcock lleg a crear alguna pieza ms brillante de amenaza visual a plena luz del da que la secuencia en la que Murnau nos muestra una calle, en la ciudad que pronto se encontrar a merced del vampiro, en la que la desigual sombra de tejados y frontispicios se proyectan en el suelo como los dientes del vampiro. Todos los momentos cuentan. Cada plano. Y cada pulso de esta pelcula sobre la vida, la muerte, el dolor y lo que est ms all.

'Nosferatu' cumple 100 aos: la ms famosa pelcula de vampiros an tiene un buen mordisco